Perder peso o grasa ¿es lo mismo?

Perder peso o grasa ¿es lo mismo?

El peso puede aumentar en cualquier momento y por muchas razones, así que olvídate de la báscula y concéntrate en tu porcentaje de grasa corporal.

¿Te pesas cada día y cada día y sigues sin ver resultados? Tu peso puede sufrir múltiples variaciones a lo largo del día, incluso aunque estés adelgazando puede que el resultado se vea antes en tu cuerpo que en la báscula. Puedes hacer una dieta extrema que te haga perder peso de forma rápida pero no grasa, y volver a ganar después el doble.

Tu peso se compone de agua, grasa, músculo, huesos y órganos, es por eso que esa pérdida de peso deber ser mayoritariamente grasa. Perder músculo o incluso densidad ósea pone en riesgo nuestra salud, de ahí la importancia de evitar las dietas milagro, pastillas para adelgazar, dietas líquidas o cualquier solución mágica que prometa hacerte bajar de peso sin ningún esfuerzo y en tiempo record.

En la pérdida de peso lo primero que se produce es una pérdida de líquidos, por eso notamos un resultado rápido, pero lo que realmente está ocurriendo es que nos estamos deshinchando, pero es obvio que si sólo perdemos líquido, éste volverá a nosotros en cuanto nos rehidratemos o volvamos al hábito previo, que es el que nos ha llevado al exceso de grasa y peso.

La mejor forma de medir nuestros resultados, es a través de una cinta métrica o con la misma ropa, viéndonos al espejo y analizando cómo ha ido cambiando nuestra salud y nuestro cuerpo. El peso no define el progreso ni mucho menos la belleza exterior, dos personas pueden pesar exactamente lo mismo y verse muy diferentes fisicamente por su composición corporal. No es lo mismo una mujer de 1.60cm de altura que pese 65kg y tenga un % de grasa de 35% a una que pese 65kg con 15% de grasa, la segunda lucirá más definida muscularmente y se verá más estilizada en comparación con la primera.

Realizar actividad física activa nuestro metabolismo y potencia la quema de grasa, realizar varias comidas para mantenernos saciados durante el día, la ingesta de frutas y verduras, beber mucha agua y reducir la ingesta de calorías sin llegar a extremos, harán que la pérdida de grasa sea efectiva.

Perder grasa es un proceso lento, pero si se hace adecuadamente, además de los resultados del momento, podrás mantenerte saludable a lo largo del tiempo adoptando tu alimentación como un estilo de vida, mientras que una dieta restrictiva logrará resultados más rápidos pero menos duraderos en el tiempo provocando un efecto rebote que a la larga creará sentimiento de culpa e inclusive puede afectar nuestra relación con la comida.

@vamosanutrirnos

Karent Niño



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar